miércoles, 19 de agosto de 2015

Informe sobre la infantería japonesa en Burma

Este informe fue publicado en noviembre de 1942 en la revista Lone Sentry. Me pareció muy interesante porque resume bien algunos de los puntos fuertes de la infantería japonesa. Las tropas estaban bien entrenadas y motivadas, y eran muy capaces en emboscadas, inflitración, combates con armas ligeras. El problema era la falta de armas pesadas, que iba a pesar como una losa en los siguientes años

Campaña de Burma

1. Tácticas

a. El individuo

El soldado japonés y los oficiales de baja escala estaban excelentemente entrenados para sus cometidos. Asistidos por nativos de Burma, mostraron gran iniciativa y habilidad para moverse rápido, incluso en terreno complicado.

El soldado japonés cree que sería una desgracia para su familia si fuese capturado en batalla. Su religión, que se basa en el culto a los ancestros, enseña que es un gran honor y privilegio morir por su emperador. Estas creencias fueron demostradas de manera vívida en la campaña de Burma. Los japoneses, heridos hasta el punto de que no podían ofrecer resistencia efectiva, caían al suelo para morir antes que rendirse -muchas veces suplicaban que les matasen. A veces los hombres heridos eran rematados por sus camaradas para evitar la captura.

Los japoneses tenían un miedo inusitado a los proyectiles de artillería y mortero. A pesar de que el mortero japonés de 4 pulgadas tenía más alcance que en el británico de 3, las dotaciones japonesas cambiaban de posición o huían una y otra vez cuando eran sometidas al fuego británico.

b. Tropas de choque


Estas tropas son cuidadosamente seleccionadas y normalmente son superiores a las tropas que les siguen. Los soldados japoneses seleccionados para infiltrarse alrededor de los flancos y retaguardia británicos eran sacados de los rangos de las tropas de choque, y realmente, realizaban misiones de choque. Estaban bien educados, y muchos eran capaces de hablar idiomas extranjeros.

El equipo de las tropas de choque incluía ametralladoras ligeras, morteros de 2 pulgadas, granadas, compases, y mapas.

Estas tropas utilizaban balas trazadoras para indicar las posiciones británicas a las armas de apoyo pesadas, especialmente morteros  ametralladoras. Tuvieron éxito en infiltrarse en pueblos y desapareciendo en la masa de cobertura disponible. En ocasiones hacían agujeros en los tejados de las casas y  -apoyándose en las vigas- disparaban contra las tropas enemigas. También disparaban desde trincheras cavadas debajo de las casas, así como desde alcantarillas, puentes, macizos de bambú, arrozales, y otros escondites.

c. Uso de armas

(1) Ametralladoras: Las ametralladoras medias se utilizaban en pares, con una disparando constantemente. La segunda la sustituía mientas la primera remplazaba la cinta, manteniendo fuego continuo.
(2) Morteros: Además del de 2 pulgadas utilizado por las tropas de choque, los japoneses utilizaban uno de cuatro con efectividad. Esta arma era traído rápidamente a la línea de fuego, al poco de hacer los primeros contactos. En varios casos el preciso fuego causó cuantiosas bajas a las tropas enemigas. Los japoneses evitaban colocar los morteros en el límite de la jungla o bosques, posicionándolos dentro –a veces hasta 600 yardas-. El puesto de observación normalmente estaba posicionado bien adelante. El fuego probablemente estaba controlado por radio o teléfono.
(3) Artillería: La artillería japonesa no era muy eficiente en la búsqueda de nuevas posiciones de las tropas enemigas. A menudo los artilleros se contentaban con disparar posiciones viejas y vacías, sin molestarse en buscar otras alternativas.

d. Observación

Los puestos de observación japoneses eran capaces de detectar movimiento de infantería enemiga desde 4 a 6 millas. Esto sugiere que están equipados con telémetros del tipo “tijera”, considerados superiores cuando son utilizados como prismáticos, a los telémetros utilizados por las tropas defensoras en Burma.
Los aviones japoneses normalmente no estaban en el aire después de las 17:00, por ello las tropas británicas podían moverse sin ser detectadas desde el aire hasta las 7:00 del día siguiente.

e. Bloqueo de carreteras

Los japoneses siempre establecían las barricadas en puntos donde las carreteras atravesaban una densa jungla o terraplenes. Los retenes o barricadas estaban casi siempre situados en las curvas de la carretera y escondidos de una observación frontal, excepto en distancias cortas. Estas posiciones estaban fuertemente protegidas por morteros bien emplazados, cañones AT y ametralladoras. En ocasiones estas fortificaciones eran múltiples, en Shwedaung se construyeron 5 barricadas para bloquear una carretera. En un terreno complicado por la jungla, las áreas defendidas en cada lado de la carretera no se solían extender  muy por detrás de la carretera.

f. Operaciones nocturnas

Los ataques japoneses normalmente empezaban después de las 19:00 (justo antes o después de anochecer). Utilizaban muy pocos exploradores en sus movimientos nocturnos, y eran poco precavidos con los vehículos de transporte – por ejemplo, los faros estaban encendidos cuando se desplazaban.

Durante fases más tardías del sitio, los japoneses se movían casi exclusivamente por la noche y descansaban por el día. Durante estos descansos la protección de sus perímetros locales era pobre, y eran sorprendidos con facilidad.

g. Quinta columna

Los quintacolumnistas eran probablemente más numerosos y activos en Burma que en cualquier otro país envuelto en la actual guerra. En ocasiones eran utilizados por los japoneses como pantalla para las tropas que avanzaban, mandando información sobre los defensores cuando se desplazaban de un lugar a otro. Estos quintacolumnistas  generalmente informaban de cualquier emboscada organizada contra los japoneses.

2. Comentarios de los observadores americanos

a. General

En la mayoría de ocasiones los japoneses disponían de más soldados que los británicos. Con la excepción de tanques, también disponían de más equipo.

b.Específicos

1) Patrullas: La falta de caballería obligó a los británicos a utilizar tropas de infantería de manera exclusiva en reconocimiento y seguridad. En ocasiones estas tropas se tenían que adelantar 15 millas al núcleo principal. Como resultado, estaban demasiado exhaustos como para poder luchar eficazmente, y sus pérdidas redujeron considerablemente las capacidades de las unidades de combate de la infantería.

2) Caballería: La mayor parte del terreno en Burma es ideal para el uso de caballería. Los pequeños ponis locales son mejores que nuestros caballos americanos de caballería. El equipo de caballería debería incluir una gran proporción de ametralladoras ligeras y “Tommy guns”.

3) Transporte: Los británicos tenían problemas de transporte severos, sobre todo debido a la falta de barcas de transporte y personal de tren (casi todos los trabajadores del tren eran nativos y huyeron de sus puestos cuando los japoneses entraron en Burma).

Los Jeeps americanos demostraron ser vehículos ideales para comandantes, oficiales de enlace y personal llevando ordenes, y para el transporte de ametralladoras y morteros.

La destrucción de vehículos abandonados por las tropas defensoras no se hizo de una manera minuciosa.

4) Artillería: Algunas unidades británicas encontraron que las baterías de 4 cañones eran mejores que las de 6 porque eran más fáciles de manejar.

5) Trincheras cavadas: Estas se mostraron muy efectivas excepto en impactos directos o cuando las bombas alcanzaban los árboles cerca de las trincheras.

Fuentes y enlaces de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario