domingo, 28 de enero de 2018

Resultados de la Fuerza Aérea Ucrania en 2017

El portal http://militaryaviation.in.ua/ ha publicado un sumario de resultados y problemas de la Fuerza Aérea Ucrania para el año 2017. Muchas de las novedades ya fueron comentadas en el blog durante el año, pero siempre es interesante hacer un resumen y comparar con objetivos anteriores. En lo que respecta a material, la Fuerza Aérea recibió:

- 6 MiG-29
- 4 Su-27 (1 UB)
- 1 Su-24M
- 3 Su-25
- 1 L-39
- 3 An-26
- 1 Mi-14
- 3 Mi-2MSB

La Aviación del Ejército, Guardia Nacional también recibieron un par de Mi-2MSB. Para los Mi-8 y Mi-24 no hay datos, pero se repararon 7 Mi-8 y entregaron varios Mi-8MSB. A finales de 2017 había en proceso de reparación 2 An-26, Il-76MD 1 1 Su-24MR, 1 Su-25, 4 MiG-29y 4 Su-27.

No se han ofrecido datos sobre las horas de vuelo medias para los pilotos, pero se han realizado ejercicios con prácticas de misiles R-27/73, lanzamiento de cohetes y bombas, despliegues en aeropuertos. Los Il-76MD participaron en la operación Northern Falcon 2017, transportando cerca de 1 millón de litros desde la base de en Groenlandia a la estación "Norte" en la Antártica.

A pesar de los esfuerzos, siguen existiendo problemas. La calidad de las reparaciones (visitas mayores) podría ser más alta, y ha habido problemas con equipos y motores reparados. Hubo incidentes como el fallo de un Su-27 en vuelo o el de la cabina de un Su-25 en unos ejercicios. Estas modernizaciones mejoran algunos aspectos del equipamiento, pero no alcanza los requerimientos modernos. La modernización del L-39 a la variante M ha mostrado muchos problemas, y existen dudas sobre su futura aplicación.

Hay falta de armamento guiado aire-tierra, que sigue siendo cohetes y bombas tontas. Hay un sistema de puntería denominado BAU-01K, pero lleva años en pruebas. Tampoco hay cascos y monos de vuelo moderno. En 2014 se recibieron 200 cascos de Estados Unidos pero no han sido integrados. Hace poco se anunció la adquisición de cascos franceses.

Por otra parte, hay una serie de circunstancias sociales que afecta el rendimiento de la Fuerza Aérea. No se han solucionado los problemas de alojamiento del personal en las bases del Dnieper y Odesa. Tampoco hay un sistema efectivo de protección social.

Hay una curva negativa en el número de pilotos, cuya formación y entrenamiento cuesta millones. En 2018 la tendencia podría empeorar. Existe un problema de burocracia, el papeleo necesario para autorizar vuelos es más largo que el vuelo en sí. A finales de año hubo problemas con el suministro de combustible a varias bases y hubo que reducir el entrenamiento.

La institución no se ha librado de casos de corrupción. En la universidad Ivan Kozhedub (dependiente del Ministerio de Defensa) se produjeron varios arrestos relacionados con el robo de fondos.

Finalmente, se produjeron dos accidentes con la muerte de sus 4 tripulantes. El 26 de marzo de 2017 se estrelló un Mi-2, y el 29 de septiembre de 2017 un L-39.

Fuentes y enlaces de interés:
 

1 comentario:

  1. Definitivamente en una estado patético. Les pasa por antagonizar a su vecino y principal socio comercial, para complacer a la superpotencia que promete promete pero nunca cumple. Es muy lamentable considerando el gran potencial de Ucrania.

    ResponderEliminar