jueves, 28 de febrero de 2019

Problemas con las alas del MS-21 por las sanciones a Rusia

28-2-2019

El director de Rostec, Sergey Chemozov, ha informado que la producción en serie del MS-21 se va a retrasar ligeramente, y empezará a finales de 2020. A finales de ese año se esperan completar las pruebas.

La causa es la interrupción del material compuesto necesario para fabricar las alas. Finalmente va a ser sustituido por alternativas locales. Además se está aplicando un programa de sustitución de componentes, y se espera que en 2022 el 97% de los componentes sea local. 

3-2-2019

El pasado de enero el portal IAF entrevistó al director general de AeroKompozit, Anatoly Gaydansky, que respondió a las preguntas sobre los problemas del MS-21. El texto que sigue es un resumen:

La información sobre las sanciones no es correcta. Con Toray nunca se trabajó. Con Hexcel sólo al principio, posteriormente se cambiaron a otros proveedores. Ahora se utiliza Solvay, empresa belga que tiene a una subsidiaria que produce el material.

El 26 de septiembre los suministros terminaron, pero no por sanciones sino por licencia. Hace falta una si el valor añadido supera el 25%. Gaydansky piensa que es una maniobra de los competidores para retrasar la certificación.
AeroKompozit es una empresa civil enfocada en dos proyectos, el MS-21 y CR929. La empresa ha contratado a un bufete de abogados para apelar contra la decisión de la Secretaría de Comercio. AeroKompozit no fabrica equipos militares ni trabaja con el Ministerio de Defensa ruso.

Cuando el diseño del MS-21 comenzó, Rusia no fabricaba materiales compuestos de la calidad necesaria. En los últimos años la situación ha cambiado dramáticamente. Rosatom ha construido una fábrica de fibra de carbón en Alabuga, y hay socios para fabricar adhesivos. En algunos parámetros los productos locales superan a los extranjeros. Esto permite mirar al futuro con un optimismo cauteloso.

En cuanto a los materiales para el ala, ya se trataba con empresas rusas y el resultado es satisfactorio. Ya se han hecho pruebas en unidades de producción para el MS-21. La situación es similar con el timón de profundidad. El material utilizado es producido por Teknologiya.

No es cierto que el material compuesto chino tenga el doble de peso y grosor. Es una muestra de total ignorancia. La característica importante es la resistencia a la tracción. El producto de cada fabricante tiene sus propias características. El principal logro es que hemos aprendido a diseñar y producir estructuras compuestas con las características necesarias. Los diseñadores saben cómo hacer un diseño ligero, sólido y relativamente barato. Entienden cuáles son los problemas en el lugar de trabajo y cómo minimizar estos problemas en el futuro. Esta es una competencia central (core), desarrollada en Rusia durante los últimos 10 años.

Por supuesto, la transición a un nuevo material crea una complejidad adicional, pero con la experiencia actual se sabe cómo superarlos. Este trabajo ya está en marcha. La capacidad de producción será de 20-72 aviones por año.  

Mientras tanto el gobierno ruso va a invertir otros 1.600 millones de rublos este año, y un total de 10.500 hasta 2021, equivalente a 160 millones de $. En 2022 un 97% del avión se debería producir en Rusia.
 
11-1-2019

El diario Kommersant ha informado que Estados Unidos ha bloqueado el suministro de material compuesto para las alas del nuevo avión de pasajeros ruso MS-21, destinado a competir con el Boeing 737 y Airbus A320. Hasta ahora el material se importaba desde Japón y el mismo Estados Unidos. Actualmente existe un stocks para fabricar 6 aviones.

United aircraft Corporation (UAC) y Rostec trabajan en una solución, pero las soluciones pasarían por un rediseño y certificación, lo que retrasaría la producción varios años. Una opción es fabricarla localmente; en Elabuga existe una fábrica, pero se tardarían varios años en desarrollar la producción, retrasando la entrada en servicio hsta 2025.

 MS-21-300 (Yulia Kuzmina/ruaviation).

En China hay proveedores, pero el material compuesto serí el doble de grueso y más pesado, lo que implica un rediseño. Un ala de metal tampoco es una solución óptima porque el MS-21 perdería su ventaja competitiva.

Habrá que ver lo que ocurre, pero sin duda es un problema serio para UAC. El MS-21 es uno de los principales proyectos de la industria aeronáutica rusa, y se han invertido muchos fondos en su desarrollo. UAC tiene intención de llevar la decisión a los tribunales, ya que Aerokompozit es una empresa civil y no debería estar sujeta a sanciones.

Fuentes y enlaces de interés:

18 comentarios:

  1. Están empezando a sancionar las industria aeronáutica civil rusa (un sector que hasta recientemente estaba libre)? Rusia podría responder sancionando la venta de partes de titanio a Boeing y Airbus.

    ResponderEliminar
  2. Esto debio haberlo previsto Rusia hace mucho tiempo. Acaso pensaron que la luna de miel con occidente iba durar para siempre?. Creo que los rusos pecaron de inocentes y hoy su industria lo pagara, occidente no a sido y no sera nunca aliada o amiga de Rusia. La historia asi lo a demostrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Admiro a Putin por ser muy desideologizado, por ser un tipo muy pragmático que no se guía por ideas preconcebidas sino por los hechos. Su única ideología es ser "occidentófilo" (en Rusia existe, desde el siglo 19, un término para el que admira a Occidente y quiere que Rusia se vuelva un país occidental: zapadnik), hizo mucho más de lo que debería por acercar a Rusia a occidente y siempre fue rechazado y combatido. Igualmente, EEUU está jugando con fuego: están ciegos con sus locas ideas que Rusia no produce nada y es absolutamente insignificante ("gasolinera gigante", "Rusia no produce nada", "Nigeria con nieve", son algunas de las maneras con las que líderes occidentales se refirieron a Rusia), y se olvidan que Rusia es el principal proveedor de partes de titanio (y no solo titanio bruto, sino partes ya trabajadas) a Boeing y Airbus. Si Rusia les impone sanciones, demandará mucho tiempo y dinero encontrar otro proveedor. Sinceramente, ojalá lo haga, pero temo que (otra vez) la "occidentofilia" de Putin se va a interponer y él va a pensar "bueno, no nos precipitemos, vamos a dialogar y así ellos van a entender y levantarán las sanciones porque tampoco les conviene". Se olvida que occidente sí está cada vez más ideologizado y se guía no por los hechos y sus intereses, sino por sus ideas preconcebidas de que ellos son el faro de la humanidad en democracia y derechos humanos, tienen que dar el ejemplo, y "hacer que el tirano Putin pague por sus violaciones de los derechos humanos" es mucho más importante que algunos miles de millones de dólares.

      Eliminar
    2. Si bien estoy completamente de acuerdo que rusia debe preveer esto, y que hace ya casi 11 años vienen el tema de sanciones, creo que es más dificil de lo que parece, dado que se requiere mucha inversión y capacidad de retorno el desarrollar ciertas tecnologías como el material compuesto para aeronaves. Si no hay posibilidades de retorno, dificil que alguien se arriesgue a fabricar algo de esa complejidad y mercado más bien reducido (en cantidad de empresas al menos).

      Eliminar
    3. SibNIA está diseñando aviones construidos enteramente de materiales compuestos (el Baikal, basado en el An-2 que va a entrar en servicio este año, y ahora están desarrollando uno basado en el Yak-40). Aunque sean aviones más pequeños que el MS-21, me sorprende que Rusia tenga tanta dependencia en materiales compuestos importados para las alas del MS-21, pensé que los componentes importados eran los motores P&W y aviónicos. También sé que desde el inicio había planes de desarrollar una versión 100% rusa (diferentemente del SSJ), por eso crearon el motor PD-14.

      Eliminar
  3. Yo pienso que ese es el punto de vista correcto. Se trata de poner trabas a un competidor. Con el SSJ-100 no había mucho problema, porque no competía con Boeing ni Airbus, pero el MS-21 ya es distinto.

    ResponderEliminar
  4. Pero la idea de usar partes occidentales, no era por amor a occidente, sino una estrategia comercial para acercar a clientes de dichas latitudes. De hecho, por eso los aviones comerciales se ofrecen con turbinas medio o enteramente fabricadas por Francia o Estados Unidos.

    Al parecer, van a tener que seguir su propio camino, pero como ya se ha comentado, esto va a retrasar enormemente el proyecto.

    ResponderEliminar
  5. No hay alternativa viable, creo que esto será el fin del programa o su retraso en no menos de 10 años.

    ResponderEliminar
  6. Uns guerra comerciak descarada, OMS

    ResponderEliminar
  7. Que corten las exportaciones de titanio y motores de cohete. A ver que senador cede antes a las presiones de los constructores aeronáuticos estadounidenses y europeos.

    ResponderEliminar
  8. Y que pongan esa fabrica local en marcha, claro.

    ResponderEliminar
  9. Productores de titanio hay bastantes, no solo Rusia. Ucrania tiene un mineral de excelente calidad, de hecho la rusa VSMPO-Avisma comproba practicamente todo allí, no sé ahora como está el tema. Hay productores en Japón, India y por supuesto, el gigante chino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El titanio es muy común en la corteza terrestre, pero la rusa VSMPO-Avisma es el mayor productor del mundo con mucha diferencia y es el proveedor de Airbus, Rolls Royce, Pratt & Whitney etc. Pero el más dependiente es Boeing que tiene una fuerte inversión en el Titanium Valley, en Verkhnyaya Salda (Rusia).

      El MS-21 también es uno de los clientes de lanzamiento del motor Pratt & Whitney PW1000G.

      Eliminar
    2. Molotov, como dije, Rusia no vende titanio bruto, vende piezas ya trabajadas, no es cuestión de comprar un commodity a cualquier otro. Se puede cambiar? Claro que sí, como Rusia también puede conseguir otro proveedor (inclusive interno) para los materiales compuestos usados en el MS-21. Pero en ambos casos demanda tiempo y dinero, se retrasa la producción, se tiene que pagar multas por incumplimiento de contrato con aerolíneas, etc. En realidad no conviene a nadie.

      Eliminar
    3. Lo sé, pero las piezas son diseñadas por las empresas aeronáuticas occidentales. Puedes diversificar pedidos y cuando termines el pedido contratado en Rusia, lo paras y continuas en otro proveedor. Visto el panorama, ya habrán tomado medidas en previsión de problemas.

      Eliminar
  10. Tampoco es para tanto, ya se ha informado que una empresa rusa, Umatex, puede proveer un material similar. Lo que pasa es que se perderá algo de tiempo, no parece que mucho.
    Los americanos, los paladines del libre comercio, seguirán poniendo trabas para no tener un competidor más.

    ResponderEliminar
  11. Además, Umatex es ambientalmente amigable :)

    http://en.umatex.com/

    ResponderEliminar
  12. Qué envidia que le tengo a los rusos, mirando esa foto bajo los 37 grados de temperatura en el pantano de Buenos Aires:
    http://www.airliners.net/photo/Untitled/Irkut-MC-21-300/5371149/L

    ResponderEliminar