domingo, 24 de julio de 2011

Overlord, D-day and the battle for Normandy 1944, de Max Hastings.

Este es el cuarto libro de Max Hastings que leo y no me ha decepcionado. Es un autor que me gusta por su agil estilo, pero sin renunciar al detalle. Quizás el aspecto que más me gusta de sus obras es cómo combina los relatos y entrevistas con los acontecimientos. 

La obra es de 375 páginas y contiene varios apéndices con bibliografía e información estadística. Las fuentes son archivos personales, oficiales y también algunos libros. Los primeros capítulos describen ambos bandos, con sus puntos fuertes y débiles. En el caso de los alemanes es bien conocido: falta de inteligencía, divisiones estáticas de poca calidad, inferioridad completa en el aire y deficiente inteligencia. Entre los puntos fuertes cita la potencia de fuego de las escuadras de infantería, suboficiales y mandos mejor preparados gracias a su experiencia, y ventaja en carros de combate. 

El repaso que hace del bando aliado es también bastante exhaustivo. Los anglobritánicos tenían una enorme ventaja material, pero el ejército británico ya tenía serios problemas para reclutar tropas, y la infantería americana estaba muy desfavorecida a la hora de recibir tropas. 

 
                    Portada del libro. 

Max Hastings atribuye a esto el fracaso británico frente a las operaciones en Caen. En esta región los británicos tuvieron que enfrentarse a algunas de las unidades alemanas más poderosas en Normandía, sobre todo la 12 SS "Hitlerjugend". La combinación del fanatismo de las juventudes hitlerianas con la experiencia de sus suboficiales y oficiales resultó en una resistencia feroz al avance aliado; tanto que tras Falaise la división apenas sumaba 300 hombres, de los 12.000 originales. La superioridad alemana en infantería y armas ha sido probablemente la parte más polémica de su libro. 

La relación entre los oficiales americanos y británicos también es descrita con bastante detalle. Destaca la complejidad del mando creado para las operaciones aéreas, y los roces entre Montgomery y los generales americanos (Eisenhower y Bradley). El autor es muy crítico con Montgomery, que tras la guerra justificó su lento avance afirmando que en realidad estaba desgastando a los alemanes para que los americanos pudiesen romper el frente. 

La parte final del libro se centra en la famosa operación Cobra y el éxito de los americanos, después de un lento avance se consiguió romper la defensa alemana y avanzar grandes distancias. La interferencia de Hitler, que incluso ordenó una ofensiva cuando ambos flancos estaban amenazados, no permitió una rápida retirada. Cuando esta fue ordenada gran parte de las fuerzas en Normandía estaban siendo copadas, y a pesar de que se lograron salvar muchos hombres, se perdió todo el material. El autor opina que la bolsa no pudo cerrarse debido a la lentitud del avance candiense. 

Fuentes y enlaces de interés: 

- Overlod, D-Day and the Battle for Normandy, de Max Hastings, Pan Books (1999).
- http://www.amazon.co.uk/Overlord-D-Day-Battle-Normandy-strategy/dp/0330390120

1 comentario:

  1. Gracias por la review, Alejandro.
    Te recomiendo el de John Prados, Normandy Crucible.

    https://www.amazon.com/Normandy-Crucible-Decisive-Battle-Shaped/dp/0451236947/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1509207504&sr=1-1&keywords=normandy+crucible

    Quizás ya sea conocido porque Prados ha escrito sobre varias batallas polémicas desde el punto de vista de la Inteligencia (a veces la falta de la otra "inteligencia".).

    No sé si Hastings lo indica, pero las fuerzas alemanas estaban rodeadas abrumadoramente, no tenían combustible, no tenían suministros, no tenían reemplazos, ni apoyo aéreo, ni reconocimiento, ni tenían informes de lo que hacía el enemigo...y además -por si fuera poco- el Cabo estaba furioso con ellos! Si, además el enemigo disponiendo de todo lo anterior
    no logró rodearlos hablamos de un nivel de incompetencia digno de la actuación de las fuerzas anglosajonas durante de la WW2.

    ResponderEliminar