miércoles, 21 de enero de 2015

Irán y Rusia firman acuerdo para cooperación militar

La prensa internacional ha informado de que Rusia e Irán han firmado un acuerdo de cooperación militar. No hay detalles sobre sistemas militares, pero se ha alcanzado una solución sobre los S-300 vendidos por Rusia y cancelados. La esfera militar no es el único ámbito de negociaciones. También se podrían alcanzar acuerdos en materia energética.

Las relaciones ente estos países han sido siempre complejas. La URSS fue el primer gobierno en reconocer al régimen de los Ayatola, pero las relaciones se congelaron porque Jomeini declaró al islam incompatible con el ateísmo de la URSS. en la primera Guerra del Golfo, la URSS apoyó a Irak.

Después de 1990 las relaciones mejoraron, y se firmaron acuerdos importantes. Primero se adquirieron Su-24 y MiG-29 a la URSS. Estos contratos siguieron con Rusia. Los iraníes sufrían un embargo desde hacía años, y Rusia necesitaba divisas. Por ello, Irán adquirió cientos de T-72S y BMP-2, pero los contratos fueron cancelados por el gobierno de Yeltsin antes de ser completados. La presión de la comunidad internacional, y el hecho que las ayudas económicas fuesen mayores que el valor de los contratos, jugaron contra Irán. Charly015 ha publicado en su blog un listado de contratos que Rusia ha perdido en los últimos años.

Con los S-300 pasó algo similar. Irán adquirió cinco batallones por 800 millones de $ en diciembre de 2007, pero finalmente Rusia anuló el acuerdo en 2010. Sólo se entregaron sistemas Tunguska, de corto alcance. Irán denunció el caso y pidió 4.000 millones de $ de compensación. Rusia ofreció adquirir versiones simplificadas, pero los iraníes se negaron. La razón oficial es que el acuerdo violaba varios acuerdos, pero no es evidente. También se dijo que Arabia Saudí había prometido adquirir material ruso para compensar las pérdidas, lo cual no sería descabellado porque hace unos años se habló de adquirir T-90S (1) y Mi-17 para la Guardia Nacional.

La cooperación en materia nuclear ha sido mucho más sonada. En los años 90 y principios de los 2000 empresas rusas terminaron de construir la central nuclear de Bushehr, diseñada por empresas alemanas en los 70. Ya el año pasado se habló de construir más reactores nucleares, aunque Rusia suministraría el combustible.

Habrá que esperar para ver lo que incluye el acuerdo. A ambos les conviene. Rusia diversifica su mercado y recuerda que es un actor esencial en las negociaciones nucleares. Irán rompe su aislamiento. Ambos tienen algunos intereses comunes, como Siria o la idea de un mundo multipolar.

Finalmente, tampoco descartaría que se hagan anuncios grandiosos en los próximos días. Cada vez que hay negociaciones en el tema nuclear la prensa iraní informa que se plantea la adquisición de gran cantidad de sistemas rusos: Su-27, licencia de producción de Tu-204, misiles SAM… es una manera de lograr más apoyo de Rusia, aunque luego los contratos son mucho menores. Lo más probable es que se pague una posible adquisición con petróleo, porque con las anteriores sanciones han afectado seriamente la economía y no hay muchas divisas. Además empresas rusas tienen intereses en esta esfera.

Fuentes y enlaces de interés:

- http://www.haaretz.com/news/world/1.638028
- http://internacional.elpais.com/internacional/
- Moscow Defense Brief 4/2008

(1) Varios ejemplares fueron probados en el desierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada