jueves, 27 de marzo de 2014

El sombrío panorama de la armada ucraniana

La pérdida de Crimea ha tenido un efecto demoledor en la armada ucraniana. Ha perdido 12 de los 17 barcos principales que operaba. Sin duda ha sido las rama de las FFAA que más ha sufrido porque tenía casi todas las instalaciones en la península. De una plantilla de 15.450 hombres, 12.000 servían allí. Casi todos se han pasado a la armada rusa o han dimitido.

En Sebastopol los rusos se apoderaron de 4  de los principales navíos ucranianos: las fragatas Ternopil y Lutsk, el buque de mando Slavutych y el submarino Zaporizhzhie. En la base del lago Dunuzlov se perdieron otros 7 principales, incluyendo al navío de desembarco Kostiantyn Olshansky.

La aviación naval, concentrada en la 10° Brigada Aérea Naval, tuvo mejor suerte. Varios aparatos consiguieron escapar antes de perder el control de la base en Novofedorivka. En total fueron 7: 1 Ka-27PL, 2 Mi-14PL, 1 Be-12 y 2 An-26. Más de 12 aviones y helicópteros se quedaron allí porque no estaban operativos.

La infantería naval también se ha visto afectada, y varios batallones/brigadas se han disuelto. Otro problema para la armada ucraniana va a estar en la logística y entrenamiento. Todos los centros administrativos y de formación han pasado a manos rusas. Lo mismo ocurre con el principal almacén de munición, situado a las afueras de sebastopo, en el valle de Inkermann. El gobierno ha estimado el coste de las pérdidas de equipos e instalaciones en 1.700 millones de $.

Rusia ha anunciado que hará una inspección técnica a los navíos. Se espera que unos 30 pasen a la armada rusa. Otros, como el submarino Zaporizhzhie, serán desguazados. Uno de los barcos iba a partir en misión antipirata. Habrá que ver si se mantiene.

La armada ucraniana tiene un panorama incierto. Sólo dispone de 1 barco importante, la fragata Hetman Sahaydachniy. La principal base será a partir de ahora Odesa.

Fuentes y enlaces de interés

- http://www.janes.com/article/35861
- http://en.ria.ru/military_news/20140327/
- http://internacional.elpais.com/internacional/2014/03/27/actualidad/1395907944_036858.html

2 comentarios:

  1. Hola Alejandro!

    Algunas cuestiones sobre esta entrada a ver si las puedes contestar:

    1. ¿Ucrania construia sus propios buques? Tiene capacidad para ello?

    2. Astilleros en Sevastopol evidentemente hay y ya estarán perdidos para Ucrania pero ¿en que estado han quedado los de Ordzhonikidze donde se estaban construyendo acorazados en la 2ªGM??

    3. ¿Le traia cuenta a Ucrania tener flota dado que su única salida al mar, el Mar Negro, estaba totalmente dominado por la flota Rusa? Ahora lógicamente, después de haber perdido los principales buques de su flota, menos todavía ¿no?

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Eriol

    1) Sí, capacidad tenía porque heredó los astilleros de Nikolayev. El problema era la financiazión. Hoy en día ya no tienen capacidad, aparte de que no disponen de diseños propios.

    2) La industria naval ucraniana está moribunda. Hace décadas que no se produce un buque de grandes dimensiones. Han estado 20 años para terminar un crucero, el Ukraina. En todo este periodo han terminado alguna fragata y varios patrulleros. No tengo datos del astillero de Ordzhonikidze, pero no tengo constancia de que construya buques para Rusia. Esta dispone de astilleros en Kalinigrado, San Petersburgo, Extremo Oriente... también está desarrollando/modernizando otros. Igual Charly015 puede añadir algún dato.

    3) Aquí entra la geopolítica y da para un tesis doctoral. Ucrania es un país que en 1991 tenía 45 millones de habitantes y las 3° FFAA de Europa. Sí que hubiese podido tener una marina de entidad -en mi opinión-, pero no se ha dado el contexto. Ucrania perdió acceso a mercado y recursos industriales, por lo que dependían de Rusia para muchos sistemas. Estos además competían en el mercado exterior. El PIB ucraniano cayó un 40%, por lo que no se iba a invertir en unas sobredimensionadas FFAA.

    Saludos.

    ResponderEliminar