viernes, 11 de marzo de 2016

El T-34 y el cañón de 88mm

Disparos a un chasis de T-34 desde 1500 metros.

1) Munición AP.

Grosor frontal: 45 mm.
Ángulo de inclinación (угол наклона ): 40°.
Ángulo de impacto(угол встречи): 70°.
La coraza es destruida y la escotilla del conducor arrancada. La grieta en la coraza es de 160-170mm. El proyectil rebota.

2) Munición AP.

Grosor de la nariz: 140 mm.
Ángulo de inclinación: 0°.
Ángulo de impacto: 75°.
Penetración de la coraza, diametro del agujero de la entrada, 90mm, salida 200x100 mm. Grietas en las soldaduras de 210 - 220 mm.

Frontal del carro tras varios impactos de 88mm. El impacto señalado con un círculo corresponde a un proyectil HE de 88mm (Archivos Tsamo via Kolomiyets).
 
3) Munición explosiva y de fragmentación.

Grosor frontal - 45 mm
Ángulo de inclinación: 40°.
Ángulo de impacto: 75°.
Insignificante abolladura. La parte izquierda, donde se juntan las planchas frontales y laterales resulta destruida.

Deducciones/conclusiones: el cañon de 88mm penetra la nariz del chasis. Si el impacto ocurre en la parte frontal del chasis, el proyectil rebota pero debido a la baja calidad de la coraza, se forma una abolladura en la plancha. La coraza del chasis tiene una viscosidad baja –spall, delaminación, frietas. Las soldaduras en las planchas resultan destruidas.

Conclusión: la munición alemana de 88mm penetra la parte frontal del chasis desde 1500 metros. Para mejorar la protección es necesario mejorar la calidad de la coraza y soldaduras.

Fuentes y enlaces de interés:

- T-34, la enciclopedia completa, de M. Kolomiyets, publicaciones Ehksmo (2009).
- El puño de acero de Stalin. Historia del tanque soviético, de Mijail Svirin, editorial Yauza (2006).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada